viernes, 23 de abril de 2010

Compañías de Comandos del Ejército Argentino en acción


La inesperada reacción de Gran Bretaña para recuperar militarmente las islas ocupadas por fuerzas argentinas el 2 de abril de 1982, al enviar una poderosa Fuerza de Tareas obliga a los altos mandos argentinos a replantear rápidamente el limitado dispositivo disuasorio terrestre conformado por un solo regimiento, una Compañía de Ingenieros y ocho vehículos de exploración blindada. La situación obliga a movilizar efectivos adicionales desde el continente los que dada la premura que imponen los acontecimientos están integrados, en el caso del Ejército, tanto por regimientos compuestos mayoritariamente por soldados no profesionales con escasa instrucción como por unidades especiales de cuerpos de élite. Entre estas las compañías de comandos del Ejercito argentino tendrán una meritoria actuación.

Compañia de comandos 601 en las islas
El 27 de abril, mas de veinte días despues de haberse iniciado la ocupación de las islas arriba la primera compañia de comandos, es la 601 estructurada en tres secciones y compuesta por cerca de 60 efectivos. Su jefe el mayor Mario Castagneto y sus oficiales inmediatos se han presentado horas antes ante el Gobernador Militar en las islas Gral. Mario Mario B. Menéndez quien decide solicitar el concurso del grupo al Estado Mayor. El 30 de abril sus secciones son aerotransportadas hacia sus primeras misiones de exploración y control en la península de Frecynet a fin de desactivar un faro, al
Puerto Howard
asentamiento de Fitz Roy para un control poblacional y hacia la isla Gran Malvina en búsqueda de una posible emisora clandestina. Pocas horas mas tarde se produce el primer ataque aéreo británico, en misión desde la isla de Ascensión, un bombardero Vulcan ataca la pista de a terrizaje de Puerto Argentino. Poco despues las primeras fragatas británicas cañonean las defensas de la capital y aviones de la Fuerza Aerea Argentina se baten en duelo con aviones enemigos, perdiendo cuatro aviones pero logrando derribar a dos Harriers que atacan el mismo objetivo. La guerra ya esta en marcha.

El escenario de lucha inicialmente aeronaval arroja graves pérdidas para ambos bandos, fuera de la zona de exclusion decretada por Gran Bretaña, el submarino nuclear Conqueror torpedea y hunde al crucero Gral.Belgrano al sur de las islas mientras que dos días mas tarde la aviacion naval argentina en una misión de largo alcance hunde a la fragata misilística Sheffield mediante el certero disparo de un misil Exocet. El 5 de mayo la 1ra.Seccion de comandos es movilizada hacia la isla de los Leones en procura de confirmar informes acerca de la presencia de una fuerza de desembarco aerotransportada enemiga, los cuales resultan infundados. Una semana mas tarde, mientras progresan los aprestos del dispositivo aeronaval británico, las tres secciones dependiendo ahora del comando de la III Brigada a cargo del Gral. Parada son transportadas en helicópteros hacia el area del estrecho de San Carlos en misión de exploración. La dependencia de los helicópteros para movilizarse resultará critica en el curso de la guerra, los comandos se verán privados en más de una ocasión de la disponibilidad de este recurso quedando frecuentemente inmovilizados. La boca del estrecho de San Carlos, en Fanning Head, por su valor estratégico pasa a ser custodiada por una sección de infantería del regimiento 12 a cargo del Teniente Carlos Daniel Esteban, las prevenciones en resguardo del paso probarán ser pocas y allí se desarrollarán fuertes combates con los paracaidistas británicos al momento de instalar la cabeza de playa invasora.

En la otra margen del estrecho sobre la isla Gran Malvina fuerzas de comandos británicos atacan la base aérea alternativa de Puerto Calderón en la isla Borbón destruyendo en un golpe demoledor y casi sin resistencia once aparatos entre aviones y helicópteros a cargo de la Armada y de la Prefectura Naval. La tardía llegada de los helicópteros movilizando dos secciones de comandos de la 601 desde San Carlos hace que los mismos solo logren constatar los daños sin poder tomar contacto con el enemigo. Un día mas tarde todas las secciones retornan finalmente en helicópteros a su base en Puerto Argentino, mientras tanto en Buenos Aires es autorizada la movilización de una segunda compañía de comandos, la 602. El 19 de mayo nuevos informes de presencia enemiga en Puerto Howard reportados por el regimiento 5 de infantería, para entonces el único objetivo no atacado en el área por los británicos en la isla oriental, llevan a movilizar nuevamente dos secciones de la 601 en misión de exploración en profundidad quedando luego de su arribo nuevamente privadas del concurso de los helicópteros.

Primer combate, en Puerto Howard
El 21 de mayo comienza la acción, la fuerza expedicionaria británica inicia el desembarco en la isla occidental desde el estrecho de San Carlos. En Howard la incursión de aviones Harriers a baja altura permite que un grupo de emboscada antiaerea de la 601 derribe mediante sendos disparos de misiles blow pipe a dos aviones Harriers, uno de ellos cae en aguas de la bahia y su piloto el teniente William Glover logra ser rescatado; el derribo del otro avión poco mas tarde provoca la muerte de su piloto Nicholas Taylor. Un día después un helicoptero enviado desde Puerto Argentino al rescate de dos pilotos de la Fuerza Aérea eyectados sobre la isla oriental permite la evacuación del prisionero y acompañado del oficial médico de la 601 con escala en Goose Green y destino en Puerto Argentino.

Desembarco británico en San Carlos
Durante las primeras horas del 21 de mayo los comandos del SBS (Special Boat Service ) y los paracaidistas británicos del Para 2 son desembarcados encabezando la invasión a las islas, la concentración naval detectada en el estrecho provoca el audaz ataque de la aviación argentina desde el continente la que durante el día hunde la fragata Ardent, averia la fragata Argonaut y abate tres Harriers al precio de seis bajas propias. En tierra firme los británicos diezman las posiciones de avanzada en Fanning Head del
Ataque a fuerza anfibia en san Carlos
Fuente MOD Navy
regimiento 25 provocando el repliegue escalonado desde Puerto San Carlos de la sección que comanda el teniente Carlos Daniel Esteban la que no obstante infringe graves pérdidas a la vanguardia atacante que pierde tres helicópteros repletos de efectivos. Finalmente reagrupados en Douglas Paddock pueden ser rescatados y heliotransportados hacia Puerto Argentino.

La escasa cantidad de defensores encontrados por los británicos al desembarcar la cabeza de playa en San Carlos resulta decisiva para el curso de los acontecimientos. El lugar elegido para el desembarco, al reparo de las elevaciones que rodean la boca del estrecho que separa las islas representaba el único reaseguro de los británicos ante la certera amenaza de los misiles Exocets de la aviación argentina sobre su flota. Esta previble consideración táctica, ha sido desestimada por los estrategos de la defensa. Las exhortaciones al Gral. Benjamin Menéndez al frente de Comando Militar en las islas por parte del comando del V Cuerpo de Ejército (Gral.García) sobre los riesgos de 'languidecer en una posición defensiva' realizada pocas horas después de haberse detectado el desembarco no logran hacer cambiar la concepcion estática de la defensa, la cual finalmente comprometería irremisiblemente el resultado de las acciones.

Comandos en problemas
La alerta radiada a Puerto Argentino sobre el avance enemigo hace movilizar a la 3ra. sección de comandos de la 601, en conjunto con fuerzas especiales de la marina y la fuerza aérea en misión de exploración y detección de un radar enemigo en la zona con suerte variada. Una parte del grupo de marina cae prisionero, el de fuerza aérea extravia su rumbo y la retaguardia de la sección de comandos ante la amenaza de quedar cercada por el enemigo inicia un penoso regreso a pie con rumbo a Puerto Argentino. El grupo de avanzada en las inmediaciones del Rio San Carlos es relevado por nuevos efectivos de la 3ra. sección de la 601 enviada desde Puerto Argentino días mas tarde. En Howard la peligrosidad de las acciones aereas británicas sobre el estrecho cobran un alto precio con el derribo de tres helicópteros enviados desde Puerto Argentino para transladar las secciones de la 601 inmovilizadas. Debido a problemas de capacidad y a costa de muy graves riesgos otro helicóptero logra recuperar en un vuelo nocturno al mayor Castagneto lider de la 601 y a una parte importante de su personal con destino a Puerto Argentino debiendo dejar un remanente en Howard.

Batalla de Goose Green
El 27 de mayo el inexorable avance de paracaidistas y comandos británico hacia el itsmo de Goose Green y Darwin, apoyado por bombardeos navales y aéreos doblega a la sección avanzada de exploración del regimiento 25 pero debe enfrentar la heroica resistencia de la compañia C del mismo regimiento al mando del Tte. Roberto Estevez quien logra detener su avance a costa de su propia vida y la de prácticamente la totalidad de sus efectivos. Los refuerzos enviados desde Puerto Argentino incluyen nuevamente a la compañía del Tte. Carlos Daniel Esteban, una de cuyas secciones al mando del subteniente Gómez Centurión bloquea el avance de los efectivos aerotransportados del Para 2 británico. En estas acciones es muerto su jefe el teniente coronel Herbert Jones. La línea de resistencia que enfrenta a la vanguardia atacante con las secciones del regimiento 12 es superada solo a costa de durísimos combates. En vísperas del 29 de mayo la evacuación precipitada de la base de la Fuerza Aerea Cóndor en Goose Green que ha sufrido la pérdida de cuatro aviones Pucará, el silenciamiento por fuego enemigo de las baterías antiaéreas argentinas que dan cobertura a la posición y la disminución progresiva de la línea de defensa que hacen inviable la acción del grupo de artillería 4 preceden una pausa de varias horas en el desarrollo del combate. Las fuerzas defensoras han perdido para entonces mas de la mitad de sus efectivos. Siguen dramáticos conciliábulos entre el jefe del regimiento 12 Tte. Coronel Piaggi y el comando de la Brigada III en Puerto Argentino el cual dada la gravedad de la situacion lo deja en libertad de acción. Pocas horas mas tarde, cerca del mediodía del 30 de mayo el Tte. Coronel Piaggi y el vicecomodoro Wilson Pedrozo de la Fuerza Aérea rinden sus efectivos con honores militares ante el segundo jefe a cargo ahora del Para 2 británico, mayor Christhoper Keeble.

Teniente Roberto N. Estévez
La irreductible resistencia, en inferioridad numérica y material, de la sección del Regimiento 25 de infantería comandada por el Tte. Estévez al lograr demorar durante la noche el avance británico sobre Goose Green, a costa de su propia vida y la de casi todo su grupo, será recordada como una de las más heroicas acciones de los defensores argentinos por lo cual recibirá post-mortem la mas alta condecoración militar argentina. El Tte.Estévez cuya determinación profesional y fervor religioso lo llevó a intuir que no regresaría con vida de la contienda ha escrito una emotiva carta a su padre horas antes de partir hacia Malvinas. El contenido de esa carta, reservado para la intimidad, ganará trascendencia pública definitivamente en 1999 al ser reproducida en un mural de una estación de subterráneos de Buenos Aires.


Sarmiento, Chubut, 27 de marzo de 1982.
"Querido papá: Cuando recibas esta carta yo ya estaré rindiendo cuentas de mías acciones a Dios Nuestro Señor. El, que sabe lo que hace,así lo ha dispuesto: que muera en el cumplimiento de mi misión. Pero fijáte vos:¡ que misión! ¿No es cierto? ¿Te acordás cuando era chico y hacía planes, diseñaba vehículos y armas todos destinados a recuperarlas islas Malvinas y restaurar en ellas nuestra soberanía?. Dios, que es un Padre generoso ha querido que éste su hijo, totalmente carente de méritos, viva esta experiencia única y deje su vida en ofrenda de nuestra Patria. Lo único que a todos quiero pedirles es: 1) que restauren una sincera unidad en la familia bajo la Cruz de Cristo; 2) que me recuerden con alegría; y no que mi evocación sea la apertura de la tristeza: y muy importante: 3) que recen por mí. Papá: hay cosas que en un día cualquiera, no se dicen entre hombres, pero que hoy debo decírtelas: gracias por tenerte como modelo de bien nacido, gracias por creer en el honor, gracias por tener tu apellido, gracias por ser católico, argentino e hijo de sangre española, gracias por ser soldado, gracias a Dios por ser como soy y que es el fruto de ese hogar donde vos sos el pilar. Hasta el reencuentro, si Dios lo permite. Un fuerte abrazo. Dios y Patria ¡O muerte!
Roberto.


Compañía de comandos 602 en las islas
La nueva compañia conformada para la ocasion ha sido autorizada a movilizarse el 18 de mayo, en esta decision ha influido el espítitu y entusiasmo de quien es designado como su jefe, el mayor Aldo Rico y ha sido posible merced a las gestiones desplegadas por sus superiores inmediatos ante la Jefatura del Estado Mayor Conjunto que ejerce el Gral. Juan José Vaquero. El 26 de mayo la 602 es transportada a las islas arribando a Puerto Argentino luego de un arriesgado vuelo en pleno día y a ras del agua en un avion Hércules; dos días mas tarde llega el escuadrón logístico de la compañia simultaneamente con un refuerzo de 65 hombres de un cuerpo del Escuadrón de Fuerzas Especiales de la Gendarmería Nacional

Primeras bajas de los comandos
La guerra en las islas se encuentra en pleno desarrollo con un trámite que se vislumbra adverso a partir de la consolidación de la cabeza de playa británica desembarcada en San Carlos. La 602 despliega sus tres secciones inicialmente bajo el mando de la III Brigada y poco mas tarde bajo el de la X Brigada que comanda el Gral. Jofre, en misión de observación, armados con misiles blow pipe en la línea de los Montes Estancia, Kent y Bluff Cove mas allá de las avanzadas de los regimientos de infantería que defienden Puerto Argentino desde el cordón de los montes Longdon, Two Sisters, Wall y Harriet.
Entre el 29 y 30 de mayo la 1ra. sección al mando del capitán José Vercesi fija su posición en el Monte Simmons para reportar los movimientos del enemigo. Amparados de las inclemencias climáticas en Malo House son sorpresivamente rodeados durante la madrugada por comandos británicos del Mountain and Artic Warfare Cadre, de resultas del enfrentamiento la sección cae en manos del enemigo luego de sufrir un 70% de bajas incluyendo la muerte de dos de sus comandos. Las bajas británicas ascienden a dos muertos y ocho heridos.

Mayor Aldo Rico
Los antecedentes, fuerte personalidad y atributos de mando del Jefe de la Compañia 602, resultan relevantes no solo para valorar su desempeño en la campaña, sino también para seguir su futuro. En 1988 Aldo Rico encabezará junto con otros oficiales un alzamiento militar, conocido como 'rebelion carapintada', durante el gobierno de Raul Alfonsín, trascendiendo recién entonces a la opinión pública su destacada actuación en Malvinas. Como resultado de estos hechos deberá finalmente abandonar la carrera militar y diez años mas tarde habrá incursionado en política.


Fuente: Ejercito Argentino

Acciones conjuntas con la Compañía 601
La 2da. y 3ra. sección con refuerzos de la 601 y de los Grupos de Operaciones Especiales de la Gendarmería Nacional y de la Fuerza Aérea son alistadas para tomar posición en Monte Kent y Bluff Cove a fin de dejarse sobrepasar por el avance enemigo y atacar su retaguardia. El helicóptero que transporta al Grupo de Gendarmería es abatido por un misil al bordear el Monte Kent muriendo 2 oficiales y 4 oficiales a tan solo dos días después de haber llegado a las islas. La 3ra. sección recibe la orden de replegarse desde Bluff Cove.
La movilidad aérea y poder de fuego enemigo obligan a replantear las operaciones. La sección al mando del capitán Villaruel también debe replegarse desde Monte Kent con heridos hacia la retaguardia ocupada por el regimiento 6 de infantería.
Entre el 31 de mayo y el 1r. de junio los comandos disponibles reagrupados de las compañias 601 y la 602 lideradas por Rico y Castagneto encaran la recuperación terrestre dada la falta de helicópteros de los comandos que vienen replegándose bajo fuego tanto individualmente o en pequeños grupos, los que incluso han debido abandonar momentaneamente a algunos heridos propios. La información de inteligencia obtenida por los comandos sobre los movimientos enemigos y el desplazamiento aéreo de su artillería en algún caso a tan solo 2 kilómetros del Monte Two Sisters indican la consolidación del avance británico ante la inicial incredulidad de los mandos de Brigadas en Puerto Argentino.
El 3 de junio una nueva misión de exploración a cargo de una sección al mando del Tte. Vizoso Posse detecta escasa presencia enemiga delante del Monte Harriet lo cual ofrece un flanco favorable para atacar la artillería enemiga, aunque la ocasión es desaprovechada por los responsables de la defensa. El 5 de junio una sección de la 602 a cargo de el capitan Ferrero al cual acompaña el mayor Rico logra desalojar transitoriamente a avanzadas aerotrasnportadas del Para 2 británico, con el apoyo coordinado de fuego del Grupo de Artillería 3 aunque deben abandonar la posición pocas horas mas tarde para no quedar atrapados en el dispositivo enemigo.

Acciones en Puerto Howard
Los comandos de la 2da. Seccion a cargo del Tte Sergio Fernández en Howard han quedado aislados desde el comienzo del desembarco británico conjuntamente con los efectivos del regimiento 5 de infantería. Privados de suministros y atacados furtivamente por la aviacion británica los infantes han sufrido once bajas incluyendo 5 muertos. El 5 de junio el arribo del buque sanitario Bahía Paraiso arriba para evacuar heridos y provee de algunos alimentos subrepticiamente a los efectivos. El 9 de junio integrantes de la 601 al mando del Tte.Duarte capturan en misión de reconocimiento sobre la costa y luego de un breve combate a un comando ingles y elimina a otro que posteriormente sera identificado como el Capitán Hamilton de la SAS. Son las últimas operaciones trascendentes hasta el fin de la guerra llevadas a cabo por los disminuidos efectivos del 5 de infantería y los restantes comandos de la 601 que engrosarán mas tarde las filas de prisioneros.

Cerco sobre Puerto Argentino
El despliegue del dispositivo de ataque británico hacia Puerto Argentino va restando progresivamente espacio de maniobra a las acciones propias de los comandos. El 6 de junio una sección de la 601 liderada por Garcia Pinasco se propone tender una emboscada en el puente sobre el Rio Murell a elementos avanzados del enemigo, sorprendidos desde un puesto de observacion por elementos del Para 3 y luego de un providencial intercambio de disparos sufren un herido pero logran poner en fuga a los atacantes capturando equipos de comunicaciones, claves y material.
Dos días mas tarde la 602 reagrupando todos sus efectivos disponibles al mando del mayor Rico se moviliza por tierra hasta el Monte Two Sisters colocándose a la vanguardia de la línea defensiva del regimiento 4 de infantería junto a una compañía de gendarmería utilizando nuevamente el apoyo de fuego coordinado del grupo de artillería 3 desde Puerto Argentino. La acción resulta en un áspero combate con comandos británicos cuyo balance arroja cuatro bajas de estos últimos, no confirmadas, a manos del Tte. Vizoso Posse a pesar de encontrarse seriamente herido. En este combate muere el sargento Cisneros.

Caída de Puerto Argentino
El 10 de junio, queda abortada la última posibilidad del Comando Militar en Malvinas de ejecutar un contraataque de envergadura por la retaguardia enemiga en San Carlos. Planificado con efectivos propios disponibles en la isla y el refuerzo de una brigada aerotransportada desde Comodoro Rivadavia el plan es finalmente deshechado ante la falta de seguridades de contar con una adecuada cobertura aérea. La suerte esta echada.
Las graves pérdidas ocasionadas por la Fuerza Aérea, horas antes, a las fuerzas de desembarco enemigas en Bahía Agradable, donde son alcanzadas la fragata Plymouth y los transportes de tropas Sir Galahad y Sir Tristán, no logran detener el impetu del avance británico. A los incesantes cañoneos navales que desde hace días castigan el cerco defensivo de los regimientos 7, el batallón de infantería de marina 5 y el grupo de artillería 4, se suman ahora ataques furtivos de helicópteros disparando misiles sobre el perímetro urbano de Puerto Argentino.
En Monte Longdon en la línea de contacto la mermada infantería argentina combate cuerpo a cuerpo con la británica. El día 12 el Gobernador Mario B. Menéndez impone de la crítica situación al comando en Comodoro Rivadavia para ser retransmitido a la Junta Militar. El 14 de junio de 1982 quebradas las últimas líneas defensivas de la infantería que debe replegarse en medio de un desorden generalizado se produce la rendición de las fuerzas argentinas en Malvinas la que es formalizada por Gral. Menéndez ante el Gral. británico Jeremy Moore.

Ultimas acciones de los comandos
Los efectivos de las compañias 601 y 602 han cumplido diversas tareas de custodia y vigilancia sobre objetivos estratégicos de comando y control en previsión de golpes comandos británicos dentro del perímetro de Puerto Argentino y en sus alrededores. Finalmente destinados en su mayor parte durante las últimas horas de la lucha a cubrir una desesperada posición de bloqueo en la zona cercana a Cambers. En la margen opuesta de la bahía de Puerto Argentino, afrontan un duro bombardeo de la artillería británica del cual resultan milagrosamente indemnes. El rápido desenlace de los acontecimientos en

Puerto Argentino aleja definitivamente la posibilidad de participar en una eventual resistencia casa por casa dentro del perímetro urbano. La guerra ha terminado también para ellos. Reagrupados inicialmente con la masa de prisioneros, una parte de los comandos son finalmente evacuados en el buque Camberra hacia el continente. Otros, entre los cuales se encuentran sus principales oficiales ,son retenidos y transportados a un improvisado campo de prisioneros en Bahía Ajax, en la zona de San Carlos para ser interrogados desde donde serán repatriados pocas semanas mas tarde.

(Elaboración en base a la siguiente fuente bibliografica).
Libro: Comandos en Acción - Isidoro Ruíz Moreno (1984)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada